Smart instant issuance

Un servicio de tarjetas a la altura de nuestras expectativas

Hoy el consumidor exige disponer de todo lo que necesita en el momento justo en que lo necesita. Y los servicios bancarios no son ninguna excepción. Smart Instant Issuance, de IDEMIA, marca el camino a seguir con la emisión de tarjetas personalizadas en el menor tiempo posible.

Instituciones financieras

Expectativas estratosféricas

Nuestro estilo de vida digital y nuestros hábitos de consumo nos han convertido en la generación de "lo quiero ya". Uber nos envía un chófer a los pocos minutos, con agua y el necesario cargador para móviles. Con sólo unas pulsaciones, Amazon nos manda nuestros productos favoritos al día siguiente o en cuestión de una hora si es realmente urgente. El gigante mundial del café, Starbucks, nos permite comprar por adelantado nuestra dosis matutina de cafeína justo tal y como nos gusta e incluso nos da sugerencias en base a nuestro historial de compras.

Estos servicios suben el listón de nuestras expectativas en cuanto a comodidad, personalización, eficiencia e inmediatez en prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas. En IDEMIA, creemos que estas tendencias también están modelando y transformando nuestra relación con los bancos.

Como consumidores, las tarjetas de crédito y débito son nuestras llaves de acceso al mundo. ¿Así que por qué tener que esperar cuatro o cinco días para recibir una nueva cuando perdemos la tarjeta? ¿O cuando abrimos una nueva cuenta bancaria? El servicio de extremo a extremo Smart Instant Issuance, de IDEMIA, aplica el mismo baremo de expectativas que tenemos como consumidores a las instituciones financieras. Para los clientes, esto significa un servicio transparente y sencillo, extremadamente rápido y personalizable. Para los bancos, este servicio puede ser un elemento diferenciador clave y una excelente herramienta para captar nuevos clientes y mantener a los ya existentes.

Revolucionando la emisión de tarjetas

¿Recuerdas la última vez que perdiste o te robaron la tarjeta? Lo más seguro es que tuvieras que esperar varios días hasta recibir la tarjeta por correo, y otras 24-48 horas para obtener tu código PIN. Este tiempo perdido no sólo representa un enorme inconveniente para el cliente sino también para el banco, al tener la cuenta del cliente inactiva durante varios días.

Con Smart Instant Issuance se acabaron las esperas. Puedes ir directamente a la sucursal local de tu banco, acreditar tu identidad y salir con una tarjeta bancaria personalizada, configurada con el código PIN y el diseño que hayas seleccionado, en menos de 10 minutos. Para los nativos digitales, el proceso se puede realizar todo desde la comodidad de la propia casa. Lo único que hay que hacer es recoger luego la tarjeta.

Junto a estas ganancias sustanciales de tiempo, la siguiente pregunta lógica es saber si esta tecnología es segura. Y la respuesta es que es muy segura. Los bancos que ofrecen este servicio están equipados con el hardware (un impresor de tarjetas ubicado en una estancia protegida específica) y el software (sistema de personalización de tarjetas exclusivo de IDEMIA) dentro de la sucursal. La solución de extremo a extremo de IDEMIA garantiza la máxima protección en cada etapa del proceso. En primer lugar, nuestro pack de soluciones de registro digital y suscripción de contratos facilita el proceso de incorporación de clientes en la sucursal o de forma remota. En segundo lugar, contamos con una importante experiencia en la emisión de tarjetas, suministrando una amplia variedad de tarjetas y factores de forma alternativos a 1.800 instituciones financieras cada año. Nuestro proceso de emisión de credenciales es uno de los puntos fuertes de nuestro trabajo en IDEMIA y también constituye el núcleo de esta solución.

Además, al recoger tu nueva tarjeta, también puedes conseguir una versión desmaterializada para tu cartera móvil, lo que te permitirá pagar con un simple movimiento del smartphone.

El futuro de Smart Instant Issuance

Si bien este servicio ya ha cosechado un importante éxito en determinadas regiones — sobre todo en EE. UU. y los Emiratos Árabes Unidos — está empezando a ganar cada vez más terreno en otras partes del mundo. ¿Por qué? Porque es una solución en la que todos salen ganando. No sólo la tarjeta llega a las manos del titular más rápido que nunca, al recogerla él mismo, sino que también se elimina el tiempo que pasaría la nueva tarjeta en el buzón… una ventaja que agradecerán muchos. Para los bancos, también es una interesante forma de generar tráfico hacia la sucursal y mantener conexiones personales con los clientes.

A medida en que la tecnología se vaya desarrollando, también lo harán los servicios. La próxima innovación en el horizonte es un sistema nómada que llevará el Smart Instant Issuance a clientes dentro y fuera de las sucursales. Esta opción de auto-servicio llevará los servicios bancarios a zonas nuevas como estaciones de tren, aeropuertos y centros comerciales. Así que la próxima vez que viajes al extranjero, podrás hacerte una tarjeta local nada más aterrizar. O si como tantas otras personas ya funcionan con la banca en línea, con esta opción podrás recoger tu nueva tarjeta muy cerca de donde vives y en el menor tiempo posible. Los límites los pones tú...