¿Y si la 5G no sólo ofreciera descargas más rápidas?

¿Y si la 5G no sólo ofreciera descargas más rápidas?

Operadores de redes móviles Dispositivos Conectados
  • Conecta smartphones y dispositivos vestibles en cualquier parte del mundo con los servicios de última generación
  • Gestiona los altos niveles de conectividad exigidos por un número cada vez mayor de objetos conectados
  • Contribuye para un mundo más seguro con más aprovechamiento de las redes y mayores niveles de privacidad

Aunque hay que reconocer los avances desde la conectividad 1G, estamos ahora a punto de dar un importante paso adelante: 5G, la conectividad del mañana.

¿Recuerdas cuando llamar por un teléfono móvil era cosa de magia? Hoy, los smartphones están presentes en prácticamente todo lo que hacemos. A eso hay que añadirle un sinfín de objetos conectados que usamos a diario: coches, casas, ciudades e incluso mascotas. Por este motivo necesitamos una red que sea capaz de dar respuesta a estas necesidades crecientes. La 5G New Radio ofrece una mayor tasa de transferencia (se transmiten más datos correctamente) y menos latencia (la transmisión se hace más rápido que antes), por lo que la comunicación está asegurada, sobre todo en los momentos más críticos de la vida.

El apetito insaciable por la conectividad

La 5G mejorará drásticamente la experiencia del usuario al ofrecer mayores velocidades de transferencia de datos. Hoy, un smartphone genera, en término medio, 1,6 GB de tráfico al mes, una cifra que, según las previsiones, se disparará a los 7 GB en 2021 (1). ¿A qué se debe el salto en el consumo? Cada vez utilizamos más los smartphones como dispositivos de entretenimiento, para comunicarnos en línea, descargar contenidos, ver videos e incluso películas enteras, y todo esto mientras seguimos conectados a la nube.
Además de todo lo que nos permite hacer la conectividad móvil actualmente, los expertos del sector creen que la 5G supondrá el gran desembarco de la nueva realidad virtual y la realidad aumentada. Sumergirse en un mundo aumentado o virtual requiere un procesamiento de datos uniforme y de banda ancha, además de una movilidad y una velocidad que la 4G existente simplemente no es capaz de ofrecer.
Frente a estos desarrollos, los operadores de telefonía móvil deberán brindarle al usuario final niveles de disponibilidad y calidad que les permitan conectarse desde cualquier lugar del mundo. Con la introducción de la 5G, los operadores móviles tienen la oportunidad de reinventar lo que entendemos por conectividad ofreciendo un acceso instantáneo a su red.

Conectando cualquier objeto desde cualquier lugar

A medida que la tecnología vaya evolucionando, los objetos conectados irán ocupando un lugar cada vez más importante en nuestra vida diaria, desde semáforos conectados, coches y fábricas hasta contadores de agua y gas, control sanitario a distancia, casas y ciudades… y la lista no deja de crecer. La proliferación de estos objetos trae consigo la necesidad de una conectividad mayor y más rápida para todos. Ahora bien, lo que distingue estos casos es que dichos objetos se suelen controlar de forma remota y, por lo tanto, están diseñados para funcionar exclusivamente con el uso de baterías. Y como estas baterías tienen que durar años, incluso décadas, requieren una conectividad de baja energía para mantener los costes controlados. Además, como la conectividad de área amplia se extiende ahora a los contadores de agua subterráneos, el alumbrado público de ciudades pequeñas y las vacas (¡sí, las vacas ! (2)) que pastan en las zonas rurales más apartadas, resulta necesario garantizar la conectividad con independencia de dónde se encuentren estos objetos.

El factor seguridad

Dependemos de la conectividad para el entretenimiento, la comunicación y para hacer nuestras vidas más fáciles; pero uno de los criterios fundamentales es la seguridad. La conectividad también vela por nuestra seguridad. Si has asistido a alguno de esos grandes festivales de música, a una feria profesional o a cualquier evento que reúna a una gran cantidad de gente, habrás sido testigo del inconveniente de la situación actual en materia de conectividad. Resulta casi imposible hacer o recibir una llamada y los mensajes de texto se quedan atascados en la bandeja de salida, todo por la saturación de la red.
Si a esta ecuación añadimos algún incidente de seguridad pública importante, como un accidente o desastre natural, entonces la seguridad pública se convierte en el elemento primordial. Afortunadamente, con la llegada de la 5G llega también el concepto de troceado (slice). En ese futuro escenario, varias redes pueden funcionar en paralelo –comunicación crítica para policía y bomberos, IoT a gran escala, y redes móviles de banda ancha– y los recursos se pueden reasignar de forma dinámica para asegurar una conectividad óptima a determinadas redes, independientemente de las circunstancias.
Las tarjetas SIM físicas también evolucionan para mejorar nuestra seguridad en el nuevo mundo de la 5G. Por ejemplo, el número internacional de identidad del abonado a un móvil –un número exclusivo de cada usuario de teléfono móvil– será cifrado para garantizar la privacidad del abonado. En IDEMIA, la verificación y protección de la identidad está en el centro de todo lo que hacemos. Nos hemos preparado para la llegada de la 5G, asegurándonos de que nuestros servicios sigan protegiendo la identidad de cada uno, de tal forma que sólo tú puedas ser tú.

 

(1) www.fiercewireless.com/sponsored/from-hype-to-reality-accelerating-5g-nr-for-enhanced-mobile-broadband-and-beyond-1

(2) www.ft.com/content/2db7e742-7204-11e7-93ff-99f383b09ff9